PIZiadas gráficas

PIZiadas gráficas

Mi mundo es la imagen.

Animación 3D, Ficheros: Guardar la escena [Blogs experimentales] [Blender]

Cuando pasamos varias horas preparando un modelo solemos guardar en ficheros copias de seguridad del mismo por si el programa “se cuelga” dejando de funcionar o simplemente para continuar el trabajo posteriormente y archivar diferentes versiones.

Todos hemos perdido datos en algún momento y nos ha tocado repetir el trabajo con la sobrecarga que eso supone. Una política de realización de copias de seguridad minimiza estos riesgos.

¿Cómo se guarda un fichero con nuestros modelos?

Parece una pregunta de respuesta rápida; prácticamente todos los programas de ordenador tienen una metodología similar para realizar esta operación, aunque cada uno aporta sus propias características.

El proceso de navegación, selección y confirmación de la operación puede diferir en cada programa o aplicación de software.

En blender hay un par de detalles que, si no nos fijamos en ellos, pueden ocasionarnos disgustos por la pérdida de información que puede ocasionar no guardar el trabajo adecuadamente. Curiosamente éste proceso de archivado crea dudas al principio, y este ha sido el motivo que justifica esta explicación.

Veamos como realizar esta simple pero crucial tarea.

La barra de menú principal, situada en la parte superior de la ventana de blender, contiene una entrada al menú “File” que permite acceder al proceso de “salvado” del modelo.

Al seleccionar sobre “File” accederemos a un nuevo conjunto de opciones en otra ventana, algunas pueden ser accedidas directamente mediante el uso del teclado. En particular, utilizaremos las opciones “Save” y “Save As” para en el primer caso sobreescribir el fichero con el estado actual del escenario de blender, o para generar un nuevo fichero con otro nombre.

Para grabar un nuevo fichero se puede pulsar la tecla F2, mientras que sobrescribir el fichero actual se realiza con la combinación de teclas Ctrl + w.

Si decidimos sobrescribir el fichero actual, Ctrl + w, tendremos que confirmar la operación en una nueva ventana que se despliega: “Save over“.

Con el ratón confirmaremos esta operación pulsando con el botón izquierdo, con el cursor situado sobre el nombre del fichero. Podemos interpretarlo como una selección pero con una sola opción,

Si abandonamos la ventana en algún momento, ésta desaparecerá pero no se habrá guardado el trabajo. Este detalle es a veces difícil de percibir.

El proceso de confirmación no se realiza bajo una petición clásica con un botón. ¿Puede ser éste el aspecto más confuso de este proceso? Aunque parezca trivial, así me ha parecido en mi experiencia con el software.

Cuando se selecciona la opción “Save“, o se pulsa F2, para generar un nuevo fichero, se nos presenta un cuadro o ventana de navegación cuyo objetivo es facilitar la búsqueda de la ubicación de los ficheros y poder definir su nombre.

Los diferentes iconos mostrados en la parte superior tienen funciones de tipo visual, determinando cómo se presentan los datos.

Se puede pasar a un modo de “pantalla completa” maximizando la ventana de selección de ficheros.

Podemos cambiar el criterio de ordenación de los ficheros, alfabéticamente, por tamaño …

Para navegar por el árbol de directorios el botón “P” nos sube al directorio anterior al que estemos. Automáticamente se refrescará el listado de ficheros y directorios visualizado en la correspondiente ventana.

El control situado debajo del anterior permite seleccionar el directorio desde un conjunto de ellos que el programa detecta como recientes o más visitados.

También permite acceder a las diferentes unidades o discos del sistema de forma directa.

Una vez determinado el directorio y el nombre del sistema es necesario confirmar el archivado del fichero. Si no se realiza la confirmación no se guardará la información.

Este botón confirmará la operación de archivo. De nuevo podemos interpretar al introducir el nombre del archivo que el proceso ha concluido. Esto puede inducirse al poder abandonar esta ventana sin necesidad de cancelar o validar la operación. No se exige terminar o cancelar la operación y ésta puede llegar a suponerse concluida con la elección del nombre del fichero.

Puede ser interesante realizar unas pruebas previas con un fichero de ejemplo, para no cometer errores posteriormente con trabajos más elaborados.

Tutorial realizado para la versión 2.49b

Tutorial Blender

Related Posts